domingo, 9 de agosto de 2015

Azúcar Difusión (I)

Después de la trituración, se introducen los bagazos en un difusor continuo horizontal. Se emplea el agua como disolvente o una solución de agua con sacarosa a 75°C. Esta temperatura es la óptima para bloquear la acción de las bacterias y enzimas y para favorecer la difusión de la sacarosa. A la salida del difusor, el bagazo es comprimido por rodillos.


El agua dulce que se extrae del difusor se purífica, calienta, mezcla y rocía al final. Sobre la capa de bagazo. El agua que atraviesa repetidas veces la capa se enriquece en sacarosa. En el difusor se mantiene la temperatura de la solución a 75°C, pasándola a través de un calentador antes de rociarla sobre el bagazo. El jugo que sale del difusor se mezcla con el obtenido durante la trituración previa para lograr un rendimiento de 98% de sacarosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario