miércoles, 27 de mayo de 2015

Molienda de la harina (I)

La eficiencia de la molienda de harina depende de la efectividad del acondicionamiento o templado del trigo y también del flujo adecuado de materiales a través del molino. Cuando se muele trigo que se ha acondicionado en forma adecuada, el grano endurecido y el germen se desprenden en trozos relativamente grandes y las partículas molidas de endospermo pueden separarse con facilidad de ellos. En general cerca del 72% del grano de trigo se recupera como harina y el 28% restante, como alimentación para molino.

Los modernos sistemas de molienda con rodillo constan de dos partes. Los primeros pares de rodillos, llamados "quebradores" son corrugados varios pares de rodillos giran en forma encontrada a diferentes velocidades. Aquí, el trigo se quiebra y el salvado se desprende del grano. A los rodillos sigue un cernidor y  un purificador para separar y clasificar las fracciones molidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario